HISTORIAS, FAMILIAS Y MOLINOS

DE LA VILLA DE MIJAS

“Historias, familias y molinos de la villa de Mijas”.
Año 2001.
733 páginas a 17x24 cm. 14 Acuarelas a color y dibujos a carboncillo del chileno Germán Ruz Baeza; y 106 fotografías, mapas e ilustraciones a color.
24 euros.
Se trata de un estudio histórico que aborda aspectos en apariencia heterogéneos de la Historia de Mijas, pero al final todos engarzados: el contexto histórico general, las familias repobladoras, la industria molinera, el partido de Osunilla y una profunda investigación genealógica sobre los Ortiz de Mijas, la familia que se dedicó más amplia y constantemente a lo largo de los siglos a la industria de los molinos.

Índice de capítulos:

Prólogo. Discurso sobre los molinos y los molineros traídos con refranes.

1.La comarca de Mijas hasta la conquista castellana.

2.La repoblación castellana.
Basada en los Repartimientos de Mijas y Benalmádena, exhaustivamente expuestos, incluso con averiguaciones sobre la identidad de algunos personajes.

3.La comarca de Mijas después de la repoblación.
Incluye numerosas noticias completamente inéditas tomadas de documentos del Archivo Municipal y de los protocolos del Archivo Histórico Provincial.

4.Mijas desde el siglo XVIII.
Ídem.

5.Familias de Mijas.
Se exponen las noticias, incluso con algunas ramas genealógicas, de las familias de Mijas desde el siglo XV hasta la actualidad, contando 346 apellidos (páginas 183 a 331).

6.De Osunilla y de molinos.
Este capítulo aborda un estudio geográfico del paraje de Osunilla, tan rico en la industria de la molienda. Aspectos industriales del molino harinero, del molino aceitero y del batán. Y un estudio detallado sobre la identidad, ubicación y restos actuales o perdidos de los molinos y batanes de la zona y de casi toda Mijas: Osunilla la Alta, Osunilla la Baja, Cañaveral, Espartales, Hondo, Espartales Nuevo, Corralejos, Pinar, Pajares, Sandino, Las Pavitas y otros.

7.Orígenes de los Ortiz de Benalmádena y Mijas. Cristóbal Ortiz el repoblador y sus primeros descendientes: años 1493 a 1600.
Comienza en este capítulo el denso, completo e interesantísimo relato sobre la vida, costumbres y trabajos de una larga familia molinera: la de los Ortiz de Mijas.

8.El viejo molinero de Osunilla y sus hijos. Dotes, molinos, huertas y viñas: años 1626 a 1686.
El estudio se centra en el patriarca Juan Ortiz “el Viejo” y sus hijos y nietos.

9.Un sargento de las Milicias concejiles de Mijas en tiempos de Carlos II el Hechizado: años 1658 a 1694.
La figura polivalente de Bartolomé Ortiz de Laó y sus hijos.

10.Permanencia en Mijas o expansión hacia Málaga y Benalmádena: años 1694 a 1724.
Sobre los hermanos molineros Joseph y Román Ortiz de la Torre y sus familias.

11.El molinero de las monjas de San Bernardo. Un prestigio social ganado con el sudor de la frente: años 1695 a 1761.
Este capítulo gira en torno a la figura de un prestigioso y rico molinero, Francisco Ortiz Jiménez, y a la decadencia social y económica de su hermano Bartolomé.

12.El alcalde del gremio de molineros y propietario del molino de pan y de aceite de Osunilla: años 1729 a 1805.
El protagonista de este capítulo, y podríamos decir de todo el libro, es un personaje singular: Salvador Ortiz Jiménez. Su vida, llena de jugosísimas anécdotas, aparte de sus noticias socioeconómicas, sacadas de la documentación completamente inédita de los protocolos, podría servir para ilustrar la Intrahistoria de la España rural e industrial del siglo XVIII. Basten citar los episodios de su boda con una doncella de una familia hidalga venida a menos, sus iniciativas de acuerdo con el Ayuntamiento para mejorar la infraestructura viaria de Mijas, su elección por votación de todos los molineros de Mijas como alcalde del gremio en 1779, los pejuicios que le ocasionó el cargo, las ayudas prestadas a su extensa familia de sangre y política, su casona acogedora de varias unidades familiares, su prestancia como avalista de familiares encarcelados, el desgraciado episodio de los mulos que avaló a un vecino, etc.

13.La gran familia de los molineros de Mijas del siglo XVIII.
Este capítulo trata de los numerosos hermanos y primos hermanos y primos de primos hermanos de Salvador Ortiz Jiménez, todos ellos dedicados al oficio de molineros.

14.Molineros y labradores en tiempos de la caída del Antiguo Régimen: alrededores del año 1800.
Se trata aquí de los hijos y sobrinos de Salvador Ortiz Jiménez, que ensanchan sus negocios a la agricultura, aprovechando la coyuntura del empobrecimiento del pueblo a raíz de las revoluciones demográfica, agrícola, industrial y social de antes y después de la Guerra de la Independencia contra Napoleón.

15.De los molinos a los batanes y algunas prosperidades: años 1815 a 1887.
La saga de los Ortiz se hace infinita y es raro encontrar a algún miembro que no sea molinero, y si no, batanero; ambas industrias en apogeo.

16.Molineros y bataneros hasta la novena generación: años 1850 a 1920.
Se trata aquí de la decadencia de los batanes y los molinos, con la caída total del año 1959. Se produce la emigración a Málaga y Melilla y se intenta seguir el rastro hasta nuestros días.

Apéndices.
El libro se completa con cuatro interesantes apéndices:
I.Sobre la genealogía de otras ramas.
II.Las entrevistas realizadas a los últimos mijeños que ejercieron de molineros y bataneros, así como pertenecientes a las antiguas familias de Osunilla.
III.Unas completas tablas de correspondencias entre medidas antiguas y actuales de Longitud (vara, pie), Superficie (fanega, aranzada, celemín, estadal, tapia, vara cuadrada), Capacidad (arroba), Peso (quintal, arroba, libra, cuarterón), Grano (media fanega, cuartilla, almud, medio almud) y Moneda (doblón de oro, dobla, escudo, peso duro, ducado, real, ochavo, cuarto y maravedí).
IV.Precios, valoraciones y arrendamientos a lo largo de los siglos, en Mijas, pero que podría ser extensivo a toda España: molinos, batanes, fincas de secano, olivares, huertas, viñas, higuerales, impuestos, casas, tejidos, ajuares, ganados (buey, jumento, vaca, cabra, oveja, mulo...), productos agrícolas, trabajos e incluso esclavos.

Volver al Principio